Estos son los 15 vestidos más virales del año 2021

205
https://img-s-msn-com.akamaized.net/tenant/amp/entityid/AAOpjfu.img?h=630&w=1200&m=6&q=60&o=t&l=f&f=jpg

El 2021 retomó las tan esperadas alfombras rojas, en donde los famosos aprovechan para lucir sus mejores vestidos ante las cámaras, los cuales causaron sensación en las redes sociales, algunos incluso se volvieron virales por su particularidad.

Te puede interesar: Polichacao detiene unos Santa Claus por patinar en un lugar no admitido

Vestidos esculturales con declaraciones políticas más o menos explícitas y looks a prueba de balas desfilaron durante el 2021 y la revista Vogue hizo una recopilación de los 15 atuendos más virales y comentados del año. Aquí te los traemos.

Cynthia Erivo de Valentino alta costura

Erivo hizo un corte de mangas a una temporada de premios semidigital con un diseño de Valentino de los que abrasan pupilas en los Globos de Oro.  El escultural vestido en deslumbrante verde pastel dejaba a las claras que este año no se le pondría nada por delante a la hora de divertirse en la alfombra roja. Sus contundentes plataformas dieron el golpe de efecto rebelde. ¿El mensaje? No le toquéis las narices a esta obstinada fan de la moda.

Foto: TODD WILLIAMSON/NBC

Michaela Coel in Maximilian Davis

Coel arrasó em los premios BAFTA con un original look de Maximiliam Davis, la estrella londinense en ascenso por antonomasia. El escultural vestido, con un rotundo tirante que recorría su espalda de arriba abajo, estaba inspirado en las autopistas de Trinidad, por los que los padres taxistas del diseñador solían llevarlo cuando era niño. Se trata de una de las primeras piezas que Davis confeccionó en su habitación antes de cursar sus estudios de moda en Fashion East. Se trata también de la primera vez que Coel recurre a un vestido customizado, ya que suele ser ella misma (o su madre) quien confecciona sus estilismos. Un momento memorable de principio a fin.

Foto: SCOTT GARFITT/SHUTTERSTOCK FOR BAFTA

Alexandria Ocasio-Cortez in Brother Vellies

Alexandria Ocasio-Cortez hizo correr ríos de tinta con su primera aparición en la Gala del Met, donde lució un vestido blanco de Brother Vellies con un sonoro mensaje político: “Que los ricos paguen impuestos». El look se hizo viral y la congresista demócrata estadounidense apuntaló su creencia de que “es el momento de los cuidados infantiles, la salud pública y la lucha contra el cambio climático”. Un excelente ejemplo de cómo usar la moda como herramienta para el cambio.

Foto: MIKE COPPOLA

Lady Gaga de Schiaparelli Alta Costura

Despedir al cuadragéismo quinto  Presidente de Estados Unidos y dar la bienvenida al cuadragésimo sexto ataviada con un extravagante vestido de Schiaparelli ha sido sin duda uno de los días más felices de Lady Gaga. «Poca gente lo sabe, pero si no hubiera llegado me habría dedicado al periodismo de guerra”, declaró al Vogue británico sobre su histórica presencia en el Capitolio. El broche de la paloma de la paz bañado en oro con el que adornó su vestido hecho a medida reflejaba sin atisbo de duda lo que esta investidura significaba para el pueblo americano.

Viola Davis de Lavie by CK

“Viola buscaba un diseñador cuya obra hablase específicamente de su condición de mujer negra», declaró al Vogue británico Elizabeth Stewart, estilista de Viola Davis, sobre su look para los Globos de Oro: un vestido de Lavie by CK que celebraba el carácter evocador de los estampados de Camerún. «Es hora de redefinir el glamour y la alta costura a la luz de la era de la diversidad y la inclusividad”, declaró la actriz. El diseñador se inspiró directamente en la realeza africana y, tal como señaló Stewart, Viola Davis es realeza hollywoodense.

Isabelle Huppert, de Balenciaga

La hija predilecta del cine francés llevó su particular je ne sais quoi a Cannes, donde demostró que puede calzarse un subversivo vestido segunda piel y unos botines puntiagudos de Balenciaga con la misma insolencia que cualquiera de los leales discípulos de Demna Gvasalia (léase Kim Kardashian y Rihanna). Desde sus gafas de sol con montura a prueba de paparazzi hasta sus aros de cristal, Huppert bordó el primer mandamiento de la alfombra roja: dar que hablar.

Jennifer Lawrence, de Dior Alta Costura

Jennifer Lawrence estrenó estilista este año, y así lo hizo constar sobre la alfombra roja. Para su espectacular regreso a ella, Kate Young (la artífice del vestuario de Sienna Miller y Dakota Johnson) recurrió a Dior para ataviar a la inminente mamá con un vestido brillante que era la viva encarnación del resplandor.

Kim Kardashian, de Balenciaga

El vestido que más memes ha protagonizado este año es el de Kim Kardashian West con su look todo en uno de Balenciaga para la Gala del Met, diseñado por Kanye West en colaboración con Demna Gvasalia. Todavía nos estamos recuperando del impacto (y también los forofos del Hallowen que se disfrazaron en homenaje a una de las mujeres más famosas del mundo.

Zoë Kravitz, de Saint Laurent

“Es rotundo y muy brillante”, dijo Zoë Kravitz para describir su vestido para la Gala del Met poco antes del evento. A pesar de este anticipo, su look nos dejó boquiabiertos con sus tubos de cristal, hechos artesanalmente a partir de diminutos diamantes de YSL, que revelaban una microscópica braguita joya debajo. Pensándolo bien, aún no nos hemos recuperado del shock.

Gemma Chan, de Miss Sohee

Admitimos que técnicamente no es un vestido, pero el conjunto de dos piezas salpicado de cristales de Swarovski de Gemma Chan merece estar en la lista. Creado por la modista surcoreana Sohee Park, el look de Chan para el preestreno de Eternals respondía a la voluntad de la actriz de realzar el trabajo de los diseñadores asiáticos.

Angelina Jolie de Atelier Versace

Angelina Jolie, chica Versace donde las haya, colapsó las redes sociales con su vestido columna plateado que dio un toque chic a la época de los superhéroes en la parada en Roma de la gira de presentación de Eternal. ¿La sorpresa? Estaba hecho a mano a partir de malla metálica vintage, en consonancia con el enfoque sostenible con que la actriz aaborda sus apariciones sobre la alfombra roja. Demostrado queda que para pasar a la historia de la moda no siempre es necesaria la novedad.

Zendaya, de Valentino Alta Costura

Zendaya, que solo estuvo un minuto en los Oscar para presentar un premio, se hizo por unanimidad con el momento “wow” de la alfombra roja con su vestido amarillo de Valentino, que se mecía con el viento al unísono que su cabello de sirena. Prácticamente todos los estilismos que la nueva estrella de la moda ha kucido este año son dignos de mención, desde el vestido de YSL que una vez perteneció a Eunice W Johnson hasta su homenaje a Beyoncé ataviada de Versace, pero este exquisito (y relajado) trocito de vestido de ceremonia se lleva la palma.

Billie Eilish, de Oscar de la Renta

Tras la impactante transformación de Billie Eilish para la portada del Vogue británico, que rendía homenaje a la delicadeza ultrafemenina de las vedettes del Hollywood dorado, la estrella del pop hizo un guiño a la pin-up estadounidense más icónica de todos los tiempos: Marilyn Monroe. “Siempre había soñado con llevar un vestido de baile, y más concretamente uno con corsé. Cuando era niña le encantaban las muñecas Barbie», declaró Dena Giannini, estilista jefe de la publicación, que la vistió para su momento estrella en la Gala del Met. Para rematar el feérico vestido de tul de tono empolvado de Oscar de la Renta, la estrella llevó nada menos que 30 joyas de Cartier, entre ellos 25 anillos, el récord hasta la fecha sobre la alfombra roja.

Rihanna, de Balenciaga Alta Costura

Rihanna siempre cierra la Gala del Met, pero este camaleón de la moda se plantó en el museo con un look que no se parece a nada que hayamos visto antes. Su envolvente vestido de Balenciaga, con su vivaz turbante a juego y joyas de las que arrancan suspiros, fue muy distinto al resto de Balenciagas vistos en el evento. La enésima prueba de que Rihanna siempre baila a su propio ritmo.

Carey Mulligan, de Valentino Alta Costura

Mulligan es una discreta pero imponente presencia en la alfombra roja. Para sus breves y dulces apariciones en público a lo largo de este año, se alió con Pierpaolo Piccioli, director creativo de Valentino, y dio un giro hacia el territorio de los colosales vestidos de baile. Del estilismo rosa chicle que lució en la gala del Met, fue su capita ladeada lo que nos arrebató. ¿El paradigma?  Barbie vengadora. ¿El veredicto? Paraíso terrenal.

Con información de Vogue

Recibe información al instante:

Instagram: @caracasnews24oficial. Haz clic aquí

Twitter: @caracas_news. Haz clic aquí