Denuncian venta ilícita de licores y toma de las aceras en el 23 de Enero

211

La parroquia 23 de Enero sigue dando de qué hablar y no precisamente por grupos civiles armados, sino por problemas de la cotidianidad como lo es la venta ilícita de licores y toma de las aceras y calles que impiden el buen tránsito peatonal.

En entrevista con el Diario 2001, los residentes de la comunidad denunciaron irregularidades.

Gabriela Morales explicó que existe una estación de suministro de gasolina abandonada, donde venden licores; esta se ubica enfrente de una escuela.

“En la zona E hay una gasolinera PDV que no funciona desde hace aproximadamente 10 años y actualmente venden bebidas alcohólicas frente a la escuela primaria José Enrique Rodo”, expuso Morales.

Cabe destacar, que el Artículo 23 de la Ordenanza que Regula la Autorización para el Expendio de Bebidas Alcohólicas en Jurisdicción del Municipio Libertador expresa que «los establecimientos comerciales de cualquier tipo autorizados a la venta y consumo de bebidas alcohólicas guardarán una mínima de doscientos (200) metros respecto a institutos educacionales».

Asimismo, la Alcaldía de Caracas indica que se prohíbe la venta, consumo y distribución de bebidas alcohólicas y estupefacientes en las vías públicas.

Te puede interesar: Habitantes de La Pastora exigen a Carmen Meléndez atender grave situación de vertedero de basura

En ese sentido, Morales señaló que no solo venden licores muy cerca de la unidad educativa, sino que también de manera ilegal.

Esta situación también ocurre en distintas zonas de la parroquia, donde ofrecen bebidas etílicas en viviendas conformadas como «bodeguitas».

Es usual que la anarquía de negocios informales conlleve a otras situaciones carentes de orden.

Gabriela Morales aseguró que en la estación de gasolina «también se lucran vendiendo comida, ocasionando que el lugar se llene de vehículos«.

Por su parte, Daniel Ramírez comentó que cerca de dicha estación «también hay comerciantes de comida que colocan sus sillas y mesas en las aceras, lo cual, impide el tránsito peatonal”.

Estos vendedores «colocan música a todo volumen y cuando se les pide moderar el sonido hacen caso omiso», apuntó Ramírez.

Finalmente, informó que desde hace dos años aproximadamente persisten los huecos en la carretera. «Necesitamos soluciones también con el estado de las calles y carreteras del sector», concretó.

Ambos ciudadanos dijeron que las autoridades han visto lo que ocurre en el sector pero «no hacen nada» al respecto.

En cuanto a las denuncias, sólo uno de ellos las realizó hace pocos días.

Con información de 2001

Instagram: @caracasnews24oficial. Haz clic aquí

Twitter: @caracas_news. Haz clic aquí