Conozca de dónde proviene el famoso termino Sugar Daddy

497
El millonario Gianluca Vacchi es uno de los ejemplos de Sugar Daddy de la farándula, acaba de cumplir 54 años, su novia y madre de su hija tiene 27 años menos que él. Foto: cortesía

El término ‘Sugar Daddy’ se ha vuelto popular en los últimos tiempos, la sociedad lo ha usado para designar a un hombre de edad madura, con buena posición económica, que por lo general sostiene una relación amorosa con alguien mucho menor que él, el cual funge como proveedor de su pareja.

Te puede interesar: Justicia francesa condena al jugador del Real Madrid, Karim Benzema

Muchas jovencitas y otras no tanto, buscan incluso a través de las redes sociales o aplicaciones, un hombre que les dé los ingresos suficientes para cubrir no solo gastos básicos, sino una vida llena de lujos sin necesidad de que tengan que trabajar para hacerlo. Como Sugar Baby son llamadas estas chicas que logran conquistar el corazón de un hombre millonario.

Lo que muchas personas desconocen es que la expresión no es nueva, data de principios del siglo XX. Y sí, tiene algo que ver con el azúcar. La relación entre el productor de azúcar Adolph B. Spreckels y la modelo Alma de Bretteville, con una diferencia de edad de 24 años, inspiró a la joven, que llamaba a su pareja ‘Sugar Daddy’.

Alexandra Olariu, directora de marketing de SugarDaters, ha explicado que «la historia de Adolph B. Spreckels y Alma de Bretteville es un claro ejemplo de relación sugar. Es muy difícil asegurar que De Bretteville inventara el término ‘Sugar Daddy’, pero lo que es seguro es que, sin quererlo, oficializó un tipo de relación moderna, actual y honesta».

Un empresario del sector azucarero

En 1908 y tras fallecer su padre, Adolph B. Spreckels heredó la empresa azucarera Spreckels Sugar Company. Él ya había sido vicepresidente durante algunos años de la compañía, que controló durante mucho tiempo el mercado de azúcar en la Costa Oeste de los Estados Unidos.

También presidió la San Francisco and San Mateo Electric Railway y sostuvo otros cargos en la Western Sugar Company, la Oceanic Steamship Company y la Sunset Monarch Company.

Pero su reconocimiento social iba mucho más allá e incluso el parque Golden Gate de San Francisco tiene un lago con su nombre: el Lago Spreckles. Amante también de las carreras de caballos, el empresario reunía las características más habituales entre los Sugar Daddy, como son la estabilidad económica y una buena posición social.

De Bretteville, una Sugar Baby

La otra mitad de la naranja del amor fue la modelo Alma de Bretteville. Quinta hija de una humilde familia de inmigrantes daneses, a los 14 dejó los estudios para trabajar en un pequeño negocio familiar que combinaba repostería, servicios de lavandería y masajes.

Desarrolló un gusto exquisito para el arte y al poco tiempo comenzó a estudiar pintura y a ganar dinero haciendo de modelo para artistas. Esto la convirtió en una mujer muy popular en San Francisco. Su belleza inspiró a muchos pintores de la misma manera que una Sugar Baby inspira los corazones de los hombres a los que seduce.

Más popular todavía la hizo el rumor de que fue ella la modelo del Dewey Monument, la estatua de San Francisco que conmemora la victoria del almirante George Dewey sobre las tropas españolas durante la guerra hispanoamericana. Ella no fue dicha modelo, pero la estatua fue aprobada por un comité presidido por Spreckles, quien quedó prendado por la belleza de Bretteville.

Un Sugar Daddy del siglo pasado

La diferencia de edad entre ambos era notable: 24 años. Él perfectamente podría haber sido su padre. Por eso, y al estar él siempre dedicado a su negocio de producción de azúcar, ella le llamaba cariñosamente ‘Sugar Daddy’.

El romance se transformó en matrimonio y la pareja fue una de las más envidiadas de toda California. Tras mudarse a su nueva mansión, Alma empezó a organizar decenas de fiestas que muchas personalidades rechazaban por celos. Al sentirse socialmente desplazada, la mujer viajó a París, donde intensificó su contacto con el universo del arte.

Al comienzo de la I Guerra Mundial, volvió a EE. UU. y se convirtió en una de las coleccionistas de arte más importantes del país. Tras mucho insistir, su marido Adolph aceptó a financiar el museo Legion of Honor de San Francisco, actualmente uno de los más importantes de la ciudad.

Con información 2001

Para obtener información al instante por nuestro Instagram a través de este link: https://instagram.com/caracasnews24oficial?utm_medium=copy_link

A tiempo real por el twitter: https://twitter.com/Caracas_News?s=09

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí