El Barca buscará ratificar lo hecho en el Clásico ante la Juventus

13
Celebración de Gavi junto a Raphinha luego de que el brasileño anotara el gol de la victoria frente al Madrid. Foto cortesía: @FCBarcelona_es

El FC Barcelona afrontará este martes en Dallas su tercer amistoso de la gira estadounidense con el objetivo de seguir agradando y ganando, por lo que ahora deberá medirse contra una Juventus de Turín que no podrá con una sus estrellas, el francés Paul Pogba.

Xavi Hernández sigue integrando a los recién llegados en su sistema, pero no pierde de vista los avances que el club hace en las distintas operaciones que tiene abiertas en el mercado y que pueden sumar más refuerzos a la plantilla.

El técnico blaugrana no esconde que participa de manera activa dialogando con los jugadores pretendidos: «Me implico porque soy así, cuando hago una cosa doy el cien por cien, si no me quedaría en casa».

El mensaje del entrenador del Barcelona con los jugadores en los que el equipo está interesado es muy claro: «Intento convencerlos de que seremos competitivos, de que tenemos un modelo de juego muy claro donde van a disfrutar, no sólo con el club sino también con la ciudad. Quiero que vengan aquí, que disfruten, intento hacerlos sentir importantes, y al final el Barça ayuda, es la grandeza de este club lo que hace que sea un imán para los futbolistas».

Después de las buenas sensaciones mostradas ante el Inter Miami y el Real Madrid, traducidas además en victorias, el siguiente paso para los blaugranas en Dallas es crecer en intensidad y juego ante la Juventus, manteniendo el protagonismo de los recién llegados y repartiendo los minutos para evitar sobrecargas.

Es por ello que Xavi reservará a Ferrán Torres, con molestias por una herida en un pie, y el plan de juego será similar al que ya se vio en Miami y Las Vegas, con dos equipos para repartir minutos y doblar posiciones.

Tener competencia en la plantilla es muy bueno para el técnico azulgrana: «Hace que todos den lo mejor de sí. Esto nos hará mejores. La intensidad del equipo nos hará competir de la mejor manera posible».

El calor sigue siendo compañero del Barça en su preparación por tierras norteamericanas, de los cuarenta grados que había en Las Vegas, a los 38 de Texas con un incremento notable de humedad. Esto no parece que vaya a ser un impedimento para la asistencia de aficionados, que promete una buena entrada en el Cotton Bowl.

Por otra parte, Robert Lewandowski se destaca de nuevo como uno de los grandes atractivos del partido tras su debut ante el eterno rival y buscará su primer gol como culé.

Su integración fue inmediata y lo destacó en la sala de prensa: «Desde el primer día me siento muy bien con mis compañeros. Todos me han ayudado y significa mucho para mí. Estoy muy feliz de estar aquí», afirmó el exjugador del Bayern Múnich.

Al ser preguntado por un número de goles como objetivo para la presente temporada, el delantero polaco no se comprometió con una cifra concreta.

«Nunca he dicho cuántos goles voy a marcar. Lo primero es ganar como equipo y luego mis goles. Primero los tres puntos. Siempre intento marcar todos los goles posibles», afirmó.

Será un partido especial también para el neerlandés Memphis Depay, uno de los hombres por los que el Barcelona pretende hacer caja en el mercado y que, a la lista de pretendientes, parece haberse sumado últimamente la propia Juventus de Turín.

La preocupación en el equipo transalpino está en Paul Pogba, el francés se retiró cojeando del último partido ante el Chivas de México y, tras someterse a unas pruebas médicas, se confirmó una lesión de menisco. El campeón del mundo en 2018 podría pasar por el quirófano, lo que supondrá un tiempo de recuperación de aproximadamente dos meses.

Massimiliano Allegri, a la espera de nuevos fichajes en el mercado, seguirá dándole minutos y confianza, por ejemplo, a un Ángel Di María que ya fue titular el pasado viernes en Las Vegas.

Además, repetirá en el once con Federico Gatti que está dejando muy buenas sensaciones en su regreso tras la cesión que tuvo en el Frosinone e intentará hacer olvidar al neerlandés Matthijs De Ligt, quien se marchó a Múnich.

«En el fútbol nunca se sabe, hay sorpresas, quizás Gatti se convierta en el nuevo dueño de la Juventus», manifestó el entrenador de la Vecchia Signora.

EFE